top-precio

Utilidad y precio de una criptomoneda

Hay usuarios de criptomonedas de dos tipos, los que especulan con el precio y los que le dan la utilidad para la que fue creado determinado token

La utilidad de una criptomoneda, es tan importante como su precio, al evaluar para emplearla en un portafolios de inversión en estos activos. Por lo general, quienes entran en este mundo, lo hacen buscando altas ganancias, dadas las historias de nuevos millonarios con el Bitcoin (BTC). Para seleccionar una criptomoneda, más allá de su precio, es esencial saber para qué sirve.

Bitcoin (BTC) es la principal criptomoneda de todo el sistema. Aunque tiene muchas utilidades, su emisión limitada es la principal, por fungir como activo de refugio. En pocas palabras se puede decir que Bitcoin sirve para protegerse contra la inflación y ayuda a revalorizar el patrimonio.

La criptomoneda THETA está diseñada para acelerar la reproducción de videos desde su cadena de bloques

Altcoins buenas

La principal criptomoneda alternativa o “altcoin”, es Ethereum (ETH). Este desarrollo no tiene una emisión limitada de fichas, pero tiene una función importante, permite desarrollar nuevas aplicaciones. Bitcoin (BTC) también.

Utilidad y precio

Ethereum (ETH) tiene un precio más bajo que Bitcoin (BTC), pero su utilidad es muy amplia. Sobre la cadena de bloques de esta criptomoneda se construyen nuevos desarrollos. Eso ha permitido que haya surgido muchos esquemas funcionales. Esto último ayuda a determinar que de Ethereum (ETH) es más importante su utilidad, que su precio.

Surgen diversos usuarios de criptomonedas, los especuladores y los que realmente las emplean para sus aplicaciones.

Para qué sirven

Antes de adoptar una ficha de un desarrollo determinado, lo último que debe revisarse es el precio. Lo primero es su utilidad, cómo funciona y se distribuye su cadena de bloques, cual mercado la usaría no con fines especulativos, sino por sus funciones.

Muchas monedas alternativas que existen, son una copia sin sentido de la cadena de bloques principal, Bitcoin, con algunas modificaciones. Esas criptomonedas sin un fin específico, forman parte del sistema, pero no resuelven situaciones específicas.

Utilidad de algunas

Muchas criptomonedas alternativas han terminado siendo unos excelentes desarrollos. Se puede citar el reciente lanzamiento de THETA, un token de la red Theta Ledger que permite entrega de video de manera descentralizada.

Otros ejemplos pueden ser Digix (DGX), que replica el valor de un gramo de oro, acercando a pequeños inversores respaldar su patrimonio en el metal, de manera indirecta. También existe Golem (GNT), que permite que los usuarios puedan aumentar la potencia de cálculo de sus máquinas.

Funcionalidad

Namecoin (NMC), ayuda a registrar los dominios de sitios web en su cadena de bloques, lo que asiste a evitar censura de contenidos.

Altcoins malas

Hay informáticos que han replicado desarrollos, es decir, han creado nuevas criptomonedas que finalmente no se terminan empleando en nada. La razón es que no resuelven necesidades y se vuelven innecesarias, por eso terminan desapareciendo.

Los nuevos desarrollos que vienen surgiendo como aplicaciones sobre Ethereum (ETH) o cualquier otra cadena de bloques, y ayudan a resolver problemas, son útiles, lo que hace que el primer aspecto para adoptar una criptomoneda alternativa, no sea su precio, sino su utilidad.

Su utilidad propiciará su demanda y eso ya es una garantía de crecimiento y ganancias.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER

Close Menu