solana

Solana (SOL): Contratos inteligentes más veloces y menos costosos

Usando un híbrido entre la Prueba de Historia y la Prueba de Participación, esta “blockchain” propone ejecutar acciones paralelas en los contratos inteligentes.

Solana (SOL), es una cadena de bloques que tiene como propuesta resolver problemas de escalabilidad, seguridad y descentralización que presentan otras. Basada en la Prueba de Participación (PoS), con un complemento novedoso llamado la Prueba de Historia (PoH), se perfila como la más veloz hasta ahora. Además, es la única que puede ejecutar acciones paralelas en contratos inteligentes.

Hasta ahora los desarrollos “blockchain”, se fundamentan en tres aspectos técnicos esenciales. La escalabilidad, la seguridad y la descentralización. Una criptomoneda como Bitcoin, es altamente segura, pero su escalabilidad es muy baja. Esto dificultad que su primera capa de programación, ofrezca soluciones informáticas para la velocidad de operaciones. Las fichas basadas en la Prueba de Participación son más veloces o escalables, pero más susceptibles a ataques informáticos.

La descentralización es un aspecto que permite demostrar cuando una cadena de bloques, está en manos de su comunidad, como Bitcoin.

solana
Solana busca competir contra la red Ethereum.

Competir con Ethereum (ETH)

En el caso de Solana (SOL), su propuesta hecha por su fundador, Anatoly Yakovenko, tiene por objeto producir más de 50 mil transacciones por segundo. Además de lograr que en los contratos inteligentes desplegados puedan ejecutar acciones paralelas al mismo tiempo. Esto en Ethereum (ETH) es distinto, cuyas acciones son una a una.

Surge como una alternativa a la principal red de pagos y a la de programación. Los costos de transacciones son mucho más económicos que en la red Ethereum (ETH), con los gastos de gas. La principal función de Solana (SOL) es la de facilitar las operaciones de las aplicaciones descentralizadas. Debido a su arquitectura, es quizá una alternativa que podría superar a la llamada “tienda de aplicaciones”.

Los algoritmos

Partiendo de la Prueba de Participación (PoS) se reúnen varias tecnologías para asegurar esta red y hacerla más veloz. La Prueba de Historia (PoH), se fundamenta en una secuencia de cálculo que proporciona una forma de verificación criptográfica del transcurso del tiempo entre dos eventos. Las entradas y salidas de datos de las transacciones, se agregan a las secuencias y esto proporcionan marcas de tiempo, llamadas en programación “timestamp”. Esto garantiza que la creación de datos que se generaron en la secuencia, ocurrió en algún momento antes del siguiente “hash”. En Solana (SOL), no es necesario agregar las marcas de tiempo. Este diseño admite escalado horizontal y distintos generadores pueden sincronizarse entre sí.

Utiliza el algoritmo SHA-256, el cual genera entradas y salidas. Solana (SOL), emplea el dato de salida de un bloque y lo utiliza en la entrada del siguiente. De esta forma se produce una cadena de transacciones de manera ordenada, que un validador agregará a un bloque. Esto hace que sea muy veloz al compararse con Bitcoin y Ethereum.

solana
Muchas compañías del sector ya están desarrollando sus aplicaciones en esta cadena de bloques.

Propuesta novedosa

Lo anterior no es un mecanismo de consenso. Se puede señalar de una aplicación para ahorrar tiempo en la confirmación de las transacciones. Va como complemento de la Prueba de Participación (PoS), lo que hace de Solana (SOL) un híbrido.

La Prueba de Participación está diseñada para una rápida confirmación de la secuencia producida por el generador de Prueba de Historia y para castigar algún error. Este mecanismo, también tiene como función elegir al próximo generador de secuencias con el primer mecanismo. Siempre dependerá de los mensajes que lleguen a los nodos participantes en un lapso de tiempo.

Solana (SOL) y sus complementos

Otra tecnología que complementa esta cadena de bloques es Turbine, que tiene por objeto facilitar la distribución de información a los nodos, lo que ayuda a mantener el consenso. Cada medio segundo se produce un bloque de transacciones en Solana (SOL). Turbine divide la información del bloque y lo distribuye por toda la red. Los nodos reconstruyen todos los datos de forma paralela y esto proporciona más ancho de banda.

En el proceso anterior también interviene Gulf Stream que tiene como función el de almacenar en caché las transacciones de la red y luego enviarla a los nodos generadores, principalmente. Los nodos generadores también tienen como función seleccionar el próximo grupo de validadores.

Cualquier usuario con los recursos necesarios, puede ser un validador de esta “blockchain”.

El poder que tiene esta “blockchain”

El protocolo Sealevel proporciona a Solana (SOL), el poder su alta escalabilidad y ejecución de funciones paralelas en contratos inteligentes. Es esto lo más novedoso, otras cadenas de bloques como EOS, solo pueden hacer una por vez.

Los contratos inteligentes de esta cadena de bloques se desarrollan con los lenguajes C y Rust. De esta forma no se tiene que emplear una segunda capa para mejorar la escalabilidad. Junto a la Prueba de Historia, se emplea el protocolo de tolerancia a fallas “Practical Bizantine Fault Tolerance” (PBFT). Emplea un reloj sincronizado entre todos los nodos, que sirve como un punto de control, verificación y aprobación del trabajo ejecutado por los nodos.

Validar y desarrollar

Cualquier usuario con cierta capacidad informática y recursos, podrá correr un nodo de esta cadena de bloques, para ser un validador. Se requieren equipos informáticos específicos que podrán unirse a los “clusters” de validadores. También cualquier desarrollador puede construir aplicaciones descentralizadas en esta “blockchain”, empleando la ficha SPL, que tiene similares características al estándar ERC20 de Ethereum y también “tokens” no fungibles o NFT.

El “token”

La criptomoneda nativa de Solana es SOL, o el nombre de su “token”. Esta “blockchain” puede ejecutar micro pagos de fracciones de esta ficha, llamadas “lamports”. Su utilidad principal es la de servir como medio de pago para la ejecución de transacciones y operaciones en cadena, para los contratos inteligentes. Esta moneda se ha posicionado rápidamente como la séptima más grande por su capitalización de 43,14 mil millones de dólares.

Hasta ahora tiene una emisión de 503,2 millones de SOL y circulan 291,25 millones. Si bien esta criptomoneda propone la descentralización, más de 68% de monedas están en poder de la Fundación Solana, por lo que todavía no está totalmente descentralizada.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER

Close Menu

Plugin Kapsule Corp