minería de criptomonedas

Qué es la minería de criptomonedas

Un usuario común que decida hacer minería de criptomonedas, y quiere hacerlo con Bitcoin, puede unirse a las piscinas de grandes compañías.

La minería de criptomonedas es un proceso mediante el cual un usuario dispone de poder de computación, para aprobar y verificar transacciones de terceros. Ese proceso le entrega monedas como una forma de comisión o recompensa. El usuario que configura los equipos especializados para tal fin, recibe el nombre de “minero”. Se le denomina minería porque tal actividad conlleva competir en una red de igual a igual, para encontrar nuevos bloques de operaciones.

Los mineros configuran equipos especializados para poder verificar y aprobar transacciones. Estos equipos son de alta gama en cuanto a su capacidad de procesamiento de datos y velocidad de cálculo. En el protocolo del Bitcoin, la primera criptomoneda, cada vez que se descarga o encuentra un bloque de transacciones, la dificultad del cálculo aumenta. Mientras más bitcoines existen, más poderosas deben ser las máquinas.

minería de criptomonedas

Cómo se produce

Todas las operaciones realizadas en una cadena de bloques están verificadas y aprobadas por el consenso de una red. Todos los participantes a través de sus nodos, certifican que un usuario determinado es el propietario de una cantidad N de “tokens” en su dirección. Cuando un usuario decide transferir sus monedas a otro, su transacción se disemina a la red. A partir de entonces entra en juego la minería de criptomonedas.

De una manera aleatoria, la transacción enviada comienza a ser calculada por los equipos de los mineros. Esa transacción va protegida por una criptografía, la cual es la que deben resolver los mineros. La operación comienza a pasar de un minero a otro, hasta que uno logra encontrar la solución al criptograma que la protege. La operación es verificada, unida a otro grupo de transacciones, hasta crear un bloque de estas.

Recompensa de la minería de criptomonedas

Una vez que se ha creado un bloque, el minero que lo ha verificado, lo cierra, y luego el resto de la red lo comienza a verificar o confirmar. Por esta labor, la cual requiere mucho poder procesamiento de datos, el minero recibe comisiones. En el caso de Bitcoin, actualmente descarga 6,125 bitcoines por cada bloque completado.

Lapsos

El algoritmo con que funciona la minería de criptomonedas, en el caso de Bitcoin, se llama Prueba de Trabajo o “Proof of Work” (PoW). El usuario conecta sus equipos a la red, emplea un nodo completo y configura sus máquinas con un programa especial para la minería. En el mundo se han formado lo que se llaman los “pool” o piscinas de minería. Son mineros que trabajan juntos, para competir contra otros, por el poder de procesamiento. Las comisiones se distribuyen de manera proporcional, según la capacidad que cada cual aporta.

En el caso de Bitcoin, cada bloque completado, se produce en un lapso de 10 minutos. En el caso de la criptomoneda Litecoin, un bloque se completa, cada 2,5 minutos.

Valor y seguridad

La minería de criptomonedas cumple también un rol esencial en el funcionamiento de la red. Mientras más mineros hay, más estable se hace la red en cuestión, porque se hace más descentralizada, más segura, por lo tanto, más confiable. Junto a la Prueba de Trabajo, una cadena de bloques muy descentralizada, significa una moneda que nadie puede controlar. Esto brinda valor al “token”, lo que puede entenderse como una forma de respaldo.

El valor de Bitcoin tiene como uno de sus fundamentos la minería de criptomonedas, tal como está planteada en su protocolo. Aunque hay críticas del algoritmo de Bitcoin, sobre la escalabilidad de sus procesos, se entiende que esta es la base de su seguridad.

Un bloque de bitcoines tiene unas 3.500 operaciones, el cual se crea o se “encuentra” por un minero, cada 10 minutos. Esto hace a la red lenta en comparación con otros métodos de pago. Pero precisamente esto es lo que hace seguro al Bitcoin, contra otros programas de escalabilidad alta y servicios centralizados.

Diferencias

En los casos de Bitcoin (BTC), Litecoin (LTC), Ethereum (ETH) y Monero (XMR), se emplea la Prueba de Trabajo. La diferencia está en la dificultad y la velocidad para crear bloques de transacciones. Para minar con Bitcoin se requiere equipos muy poderosos que consumen también mucha energía. Para minar Monero (XMR) y Ethereum (ETH), todavía puede hacerse con equipos menos sofisticados como procesadores GPU.

Descentralización en la mira

Los altos costos para la minería de criptomonedas, actualmente ponen en entredicho la descentralización. La mayoría de usuarios comunes están usando carteras digitales basadas en nodos simples, que solamente ayudan a verificar bloques. Los mineros de Bitcoin se han industrializado y ahora son enormes empresas en varios países. Esto podría estar concentrando en pocos nodos, la minería.

Sin embargo, un usuario común que decida hacer minería de criptomonedas, y quiere hacerlo con Bitcoin, puede unirse a las piscinas de estas grandes compañías. Actualmente minar bitcoines sin unirse a un “pool”, no tiene buenos resultados, porque la competencia es muy grande.

Otro modelo de minería

Existe también una manera de hacer minería de criptomonedas, sin necesidad de máquinas sofisticadas y costosas, además que no consuman tanta energía. Se trata de las criptomonedas que funcionan con el algoritmo Prueba de Participación o “Proof of Stake” (PoS).

Este modelo consiste en que un usuario debe tener en una cartera digital, configurada en un nodo maestro, una cantidad determinada de fichas. El usuario da prueba de su tenencia y su nodo comenzará a verificar y a aprobar transacciones de terceros, crear y firmar nuevos bloques. Este procedimiento le entrega comisiones o recompensas.

Actualmente Ethereum (ETH), está en una transición, y migrará de PoW a PoS en su actualización Ethereum 2.0.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER

Close Menu