Qué es la criptografía

La criptografía se trata del mensaje escrito oculto, de la protección de datos con un sistema de cifrado.

La minería de criptomonedas se fundamenta en que los equipos informáticos deben resolver un problema matemático o un criptograma que protege las operaciones. El resultado de ese proceso resulta en un valor “hash” que identifica cada transacción y cada bloque de criptomonedas descargado.

Los datos cifrados brindan seguridad y permiten confiar en la cadena de bloques. En el caso de bitcoin, la seguridad y confianza se fundamentan en la prueba de trabajo (proof of work) POW, o en el caso de ethereum, en la prueba de participación (proof of stake) POS.

La criptografía es una ciencia que tiene su historia en épocas antiguas. En la guerra de Atenas y Esparta, en que existió la escitala espartana, con esta se cifraban mensajes militares. En la época romana hubo el “cifrado de César”, también el Tablero de Polibio en la antigua Grecia.

La criptografía se trata del mensaje escrito oculto, de la protección de datos con un sistema de cifrado.

La criptografía y las criptomonedas

El valor “hash” resulta de un proceso de una función “hash”. En la red Bitcoin, el algoritmo de criptografía que se emplea es el SHA256. Suponiendo que se quiere aplicar valor “hash” al nombre de esta web: bitacademyweb.com, usando SHA256, el resultado sería el siguiente:

C6FC0669AFD7E1D500C2426A54972FECFBF9D122F61112EF3F7BEA15DE4C02A9

Estos códigos son reconocidos por la función “hash” que se emplea y de lectura unidireccional. Cuando Juan quiere enviar criptomonedas a María, configura su operación. En su dispositivo introduce datos como la dirección de María, una etiqueta, la comisión y la cantidad que envía. Esos son los datos de entrada, al aplicar la función “hash”, se produce el valor “hash”, que identifica esa operación y que se puede ver en un explorador de bloques.

El resultado también se puede obtener de manera visual, con un código QR.

Al configurar una transacción bitcoin, en una cartera como Electrum, se puede ver como el código QR va cambiando, a medida que se introducen datos.

Cada operación se junta con otras, hasta completar un bloque de operaciones, el minero que lo hace, genera un valor “hash” del bloque. Cada bloque, que contiene un megabyte de datos, tiene su propio valor “hash”.

Toda la información de las operaciones queda así, encriptada, protegida pues.

Criptografía: seguridad y confianza

Las transacciones de bitcoin y las demás criptomonedas son protegidas por lenguajes que utilizan el cifrado, y esto hace seguras y únicas las operaciones. Estos lenguajes de programación brindan la seguridad de este modelo de intercambio de datos, que se utiliza como dinero o transporta valor de manera digital.

Todos los datos que involucran las transacciones con criptomonedas, se pueden verificar en los exploradores de bloques, que son aplicaciones para tales fines. La encriptación de datos tiene el propósito de que su operación sea única y válida, lo que evita estafas, clonación o duplicación de monedas.

Así como los billetes del dinero fiduciario tienen marcas de agua, tiras metálicas con hologramas, sus seriales, cada transacción con criptomonedas tiene un valor “hash”. Esos datos sólo lo pueden interpretar las máquinas, usando los programas o algoritmos correspondientes.

Diferencia de redes

En el caso de litecoin, el lenguaje de encriptación que se utiliza es el Scrypt. Por eso no es posible enviar criptomonedas de una red de Bitcoin, a una de Litecoin, ya que las mismas no usan el mismo algoritmo.

Cuando se habla de cadenas de bloques, o “blockchain”, no necesariamente se refiere al Bitcoin. Cada criptomoneda tiene su propia cadena de bloques, porque cada una usa un tipo de código de encriptación propia. Aunque hay criptomonedas que usan los mismos códigos, según la función de cada desarrollo, hay alteraciones o cambios en sus partes de programación.

Un ejemplo de ello son las diferencias entre Bitcoin Core y Bitcoin Cash, que a pesar de usar el mismo lenguaje, hay cambios en cuanto al tamaño del bloque. Una operación de Bitcoin Core, no se entenderá con una de Bitcoin Cash.

Las criptomonedas le deben su nombre a la criptografía.

Comparte esta info

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

NO DEJES DE LEER

Así se forma una tendencia bajista

Cuando los precios de los valores llegan a niveles de sobre compra, los especuladores comienzan a colocar órdenes de venta y dan los primeros pasos para desarrollar una tendencia bajista

Close Menu