doble gasto

Qué es el doble gasto en las criptomonedas y como se evita

Aunque en 12 años no ha ocurrido, existe potencial para duplicar una transacción de Bitcoin en los primeros minutos de la operación, pero finalmente el ataque es rechazado por la red.

El doble gasto en una cadena de bloques, puede ser un ataque de un usuario deshonesto, un error en el protocolo o parte del proceso normal. Así como el dinero fiduciario puede ser falsificado, existe el potencial de que en una “blockchain” se produzca algo similar. En el caso de Bitcoin, puede ocurrir que una misma cantidad determinada de monedas, sea enviada a dos veces.

Este tipo de acción podría hacerse por parte de un pirata informático, el cual estaría haciendo exactamente una estafa. El doble gasto lo llevaría adelante enviando una transacción al mismo tiempo desde dos lugares. En el caso del error del algoritmo, podría ser por un fallo en el proceso de formación de bloques con transacciones. Y que ocurra normalmente cada cierta cantidad de tiempo, obedece a un proceso de reorganización de los bloques de la cadena.

Siempre sucede el doble gasto, pero no es percibido porque tales operaciones están previstas y terminan en los llamados bloques huérfanos.

doble gasto

Emitiendo monedas falsas

El doble gasto significa duplicar las monedas y como la red se gestiona de forma descentralizada, cualquiera lo podría hacer. En las criptomonedas de emisión limitada sería una falla grave, ya que está establecida la cantidad de “tokens” que estará circulando. Este ataque o error, comprometería entonces la seguridad de que la cadena de bloques en cuestión, no permitiría nuevas emisiones. De ser así se produciría una devaluación de la misma.

Cómo es el doble gasto

En el caso de que un usuario quisiera hacer un doble gasto, tendría que disponer de recursos informáticos y mucho conocimiento. Para llevarlo a cabo el atacante realiza una transacción y comienza a minar el bloque que contiene la suya. En ese bloque incluye la transacción legal y produce uno igual, pero paralelo que contiene la operación falsa.

El receptor podrá ver que la transacción fue realizada, ya sea con confirmación o no. El creador del bloque podría tener éxito si la rama de transacciones falsa es publicada y se valida. De esa forma recuperaría las monedas de la primera transacción de doble gasto. Esto puede ocurrir porque los archivos se pueden copiar y pegar, pero esto en modelos centralizados. En el caso del Bitcoin, como la red es descentralizada, estos ataques no son posibles y no prosperan.

La seguridad de la “blockchain”

En la robusta red de Bitcoin, los usuarios que conectan sus dispositivos a carteras digitales completas o simples, y los mineros, se encargan de verificar y confirmar transacciones. Toda la cadena de bloques de esta criptomoneda, tiene un diseño que conecta todos los bloques. Desde el primero que apareció, hasta el actual, todos están unidos con criptografía, de manera cronológica.

Lo anterior es la razón de que un ataque de doble gasto no tenga resultados positivos, puesto que la misma red rechazará el bloque con los datos falsos. El bloque con la transacción fraudulenta, no es validado y se convierte en “huérfano”. La “blockchain” sumará el nuevo bloque, al verificarse que el gasto se corresponde con lo histórico registrado. Eso quiere decir que se tiene un registro desde las primeras transacciones y cómo han pasado de una dirección a otra.

El atacante tendría que crear dos bloques, pero la red validará primero uno y no permitirá que el fraudulento se valide. Para el segundo bloque no habrá forma de verificar de donde proceden los “tokens”, que ya están validados en el primero. Luego de hacer una transacción de Bitcoin, se espera al menos seis confirmaciones, para establecer que será segura. Al realizar esa cantidad de confirmaciones por los nodos de la red, no será posible cambiarla o revertirla, para hacer fraude.

Un proceso normal

Debido a la enorme competencia para minar bitcoines, es posible que una transacción esté en dos bloques, desde la misma dirección. La red verificará el bloque correcto y pasará a formar parte del resto de la cadena de manera legítima. El otro bloque quedará huérfano y no será válido, así que no será parte de la “blockchain”. Esto último está contemplado en el protocolo de Bitcoin y siempre ha ocurrido desde que existe.

Ese procedimiento se denomina reorganización de bloque. Hasta ahora, desde que existe, ningún usuario de Bitcoin, ha mostrado pruebas de estafa por doble gasto.

Casos reales

Uno de los que implementó mecanismos para evitar el doble gasto fue David Chaum en la década de los años 80’. El creador de eCash, un sistema de pago electrónico centralizado en que se previó por primera vez esta posibilidad.

El pasado 20 de enero de 2021, BitMEX Resarch reportó un supuesto doble gasto de 0,00060632 bitcoines a la altura del bloque 666.833. La empresa aseguró que se trataba de un error en el protocolo. Sin embargo, no se pudo demostrar que hubo doble gasto porque quien sería el afectado, no mostró pruebas de haber sido estafado.

Expertos del Bitcoin explicaron que se trataba de algo normal y era un proceso de reorganización de bloques. BitMEX Research explicó que hubo múltiples bloques con la misma transacción. Más tarde se explicó que se trataba de un bloque huérfano con una transacción RBF (Replace-by-fee). Este tipo de transacciones se sustituye por el tamaño de su comisión y solamente se valida la que paga más.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER

Close Menu

Plugin Kapsule Corp