regulación bitcoin

Por qué la regulación del bitcoin no ha sido posible

Cuando la red actualiza la cadena de bloques para registrar las últimas operaciones, verifica el origen de cada bitcoin.

La regulación del bitcoin ha sido una de las metas que se han propuesto buros políticos, banqueros centrales y bancos de inversión, pero sin resultados. La principal criptomoneda del mundo ha estado en el foco de autoridades de visión centralizada, desde China, hasta Estados Unidos. Se han desatado matrices de opinión para promover que las personas no utilicen esta ficha, para realizar transacciones o inversiones de largo plazo.

Hay varios aspectos técnicos que hacen que la regulación del bitcoin hasta ahora sea prácticamente imposible. Por ahora ningún gobierno del mundo ha podido lograrlo y al contrario han tenido que recurrir al uso de la tecnología “blockchain”, para sus procesos. Esta es uno de los conjuntos de ciencias técnicas que hacen posible el funcionamiento seguro de esa moneda.

regulación bitcoin
Ilustración: @nickolevallenilla

Red P2P

Lo primero debe tener presente el usuario es que la regulación de bitcoin no es posible mientras siga siendo una red descentralizada. Sin una ubicación física exacta en algún servidor del mundo. La red Bitcoin se fundamenta en transacciones entre pares, se mantiene arriba porque los usuarios desde sus billeteras y mineros, crean nodos de forma descentralizada. Es lo que se ha conocido como redes P2P, en las que se fundamentan algunos programas para descarga de contenidos.

Para tener más claro esto, no existe un centro de datos que sea puesto fuera de línea o confiscado por alguna autoridad. La red depende de sus usuarios, ubicados en cualquier parte del mundo. Para tener control de esta, se requiere que una entidad se apropie de más de 51% de los nodos con poder de procesamiento de transacciones.

Ello significa hacer inversiones de gran magnitud, que al final no servirían de nada a quienes lo hicieran. La razón es que, si en la comunidad se produce la noticia de que alguien tiene 51% del poder, todos saldrían de esa moneda de inmediato. Esto se entendería que la criptomoneda se centraliza, y su precio se derrumbaría en cuestión de minutos.

Regulación del bitcoin y “blockchain”

La cadena de bloques o “blockchain”, es una aplicación que tiene como función la de un libro de contabilidad o registro de transacciones. En esta se van anotando todas las operaciones que se hacen en la red y se va actualizando nodo por nodo, cada 10 minutos. Cada nodo de la red P2P, tiene una copia de estos registros, en este caso los nodos completos.

La regulación de bitcoin no es posible gracias a esto. Todas las transacciones están registradas en orden cronológico, desde el bloque génesis. Cuando la red actualiza la cadena de bloques para registrar las últimas operaciones, verifica el origen de cada bitcoin. Si un “hacker” intenta crear una transacción falsa, toda la red la rechazará, dejando al bloque huérfano. Cada nodo al conservar el historial de comercio, al verificar el origen de un bitcoin, si este no está en el orden de las copias que mantiene el resto de los nodos, no será aprobado.

Por tal razón, nadie puede remover transacciones o borrarlas, o controlar ese proceso, lo que se traduce en transparencia y confianza. Al no poderse hacer esto no se puede alterar la “blockchain”, por ende, no se puede regular al antojo de alguna autoridad central.

La criptografía

Cada transacción y cada bloque construido está protegido por una criptografía, que queda escrita en la “blockchain”. Esto solamente lo puede descifrar el algoritmo. Cualquier cambio o intento de ello, es rechazado por toda la red.

¿Y si tumban Internet?

Aunque se ha dicho que este “token” es la moneda de Internet, se supone que una forma de regulación de bitcoin, sería regular la web. Ya sea de manera parcial o total. Ello no impide que haya otras tecnologías como las transacciones satelitales, que sin necesidad de conectarse a la www se pueden procesar. También existen las operaciones fuera de la cadena u “offchain”, entre canales dentro de un nodo, que luego se actualizan al haber conexión.

Prohibir la minería como está ocurriendo en China, podría ser una forma de intentar la regulación de bitcoin, por la vía de la represión. Sin embargo, esto tampoco está dando resultados, porque la minería que estaba concentrada en ese país, se ha esparcido a otras regiones, beneficiando al Bitcoin, porque eso incide en que haya más descentralización. Una red más descentralizada, la hace más robusta, estable, segura y confiable.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER

Close Menu

Plugin Kapsule Corp