nervos ckb

Nervos CKB: Para almacenar activos y valores digitales

CKByte se puede acceder a través de la cartera digital Neuron Wallet y en los intercambios en que se comercia CKB.

Nervos CKB es una cadena de bloques que tiene como función principal almacenar estados de computación, por ejemplo, criptomonedas o contratos inteligentes. Este desarrollo se hace interesante por la forma novedosa de su arquitectura. Une todo el poder de seguridad del Bitcoin (BTC) y toda la flexibilidad de transacciones de Ethereum (ETH).

Funciona con dos capas, las cuales separan los estados de las transacciones o cálculos. En la primera capa se produce el almacenamiento, con toda la seguridad del Bitcoin y en la segunda, el intercambio y otros desarrollos, de la misma manera que lo hace Ethereum (ETH). Este protocolo también permite crear aplicaciones descentralizadas, nuevas cadenas de bloques, contratos inteligentes y demás.

Nervos CKB es un protocolo con dos capas, una de almacenamiento y otra de transacciones.
Nervos CKB es un protocolo con dos capas, una de almacenamiento y otra de transacciones.

Capa 1

La primera capa de funcionamiento de Nervos CKB se ejecuta con un algoritmo Prueba de Trabajo o “Proof of Work” (PoW), igual que el Bitcoin. Pero se diferencia de la principal criptomoneda del mundo en que esta función no es para realizar esencialmente intercambio de valor. En esta capa la escalabilidad es menor y los tiempos más altos, por lo tanto, las transacciones resultan más costosas.

La capa 1 en Nervos CKB dispone del “token” CKByte. En esta capa se proporciona una cantidad determinada de monedas CKByte, que otorgan capacidad de almacenamiento. El usuario podrá almacenar en esta “blockchain” otras criptomonedas y la PoW proporcionará el conocimiento común. Toda la red de nodos estará informada.

Un almacén virtual

Lo anterior permite que el “token” CKByte esté respaldado por los activos que alberga. El usuario también podrá arrendar su espacio. La cantidad de espacio, que realmente se consideraría como un “terreno” o “almacén virtual”, dependerá de la cantidad de fichas CKByte que se posea. Todo este sistema de almacenamiento no requiere de permisos, es un modelo abierto y distribuido.

Los CKByte otorgan bytes de almacenamiento a los usuarios que los tienen en su poder desde los nodos conectados a la red Nervos CKB.

Capa 2

La capa 2 de la red Nervos CKB, tiene como propósito permitir las transacciones y generar los nuevos estados que se van a almacenar en la capa 1. En la capa 2 se prepara el envío de los estados de almacenamiento para la capa 1, los cuales serán verificados con la prueba de trabajo. Esto creará el consenso.

Esta segunda capa tiene el propósito de acelerar el rendimiento de las transacciones, teniendo como base la seguridad de la capa 1. Por lo tanto, en esta capa las operaciones resultan más económicas que en la primera.

El “token” de Nervos CKB

Common Knowledge Byte (CKByte) es el “token” de Nervos CKB. Sirve para el depósito de valor y la gestión de recursos. El usuario que posee CKByte puede crear celdas de almacenamiento en la cadena de bloques. Puede abrir una celda única según la cantidad de monedas que posea, también abrir varias celdas, según el saldo que disponga. Este “token” también se divide en 100 millones de partes, como el bitcoin.

CKByte se puede acceder a través de la cartera digital Neuron Wallet y en los intercambios en que se comercia CKB. Existe una emisión finita base, con un cronograma establecido y la reducción a la mitad cada cuatro años, tal como ocurre con bitcoin. Los mineros reciben recompensas de la emisión base. Hay una emisión secundaria para cobro de renta, que es constante en el tiempo, al detenerse la primera, solamente quedará la secundaria.

En el mercado

Nervos CKB ocupa el puesto 104 según el ranking en Coingecko, tiene una capitalización de mercado de 84 millones de dólares. Es de reciente lanzamiento y se cotiza en más de 30 intercambios, entre los más destacables están Huobi, Bilaxy, Bitmax, CoinTiger, entre otros.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER

Close Menu