organización autónoma descentralizada (DAO)

La organización autónoma descentralizada (DAO) y su funcionamiento

Una determinada organización o comunidad, con un objetivo específico, establece sus operaciones a través de contratos inteligentes.

La tecnología de la cadena de bloques, ha hecho posible una nueva forma de gestionar comunidades, con la organización autónoma descentralizada (DAO). En inglés se llama “descentralized autonomus organization” y se fundamenta en un tipo de organización, cuya gestión y reglas están establecidas en un contrato inteligente.

Aunque el concepto no es nuevo, su ejecución comenzó a ser posible desde que apareció la criptomoneda Ethereum (ETH). Esta criptomoneda, gracias a las posibilidades que brinda en la programación y la construcción de contratos inteligentes, dio luz a la organización autónoma descentralizada (DAO).

Aragon emite su propio "token" para crear una organización autónoma descentralizada (DAO).
La criptomoneda de Aragon permite crear una organización autónoma descentralizada (DAO).

Automatización

Una determinada organización o comunidad, con un objetivo específico, establece sus operaciones a través de contratos inteligentes. En estos se programan las normas, órdenes, acciones y demás instrucciones que se seguirán por parte de los miembros. El contrato inteligente se encarga entonces de gestionar todo tipo de actividad que se haya programado en el mismo.

La primera característica de la organización autónoma descentralizada (DAO), es que automatiza todos sus procesos. No requiere de una persona emitiendo órdenes y esperando que alguien las cumpla. Sencillamente, una actividad programada se activa y los miembros han de responderla o llevarla a cabo, para que el contrato inteligente siga con los siguientes pasos.

Participación y consenso

De ese modo en la organización autónoma descentralizada (DAO), las decisiones se toman por consenso. El uso de recursos que el contrato inteligente permite bloquear, también será gracias al acuerdo y para ello se requiere la votación de los usuarios. Este instrumento hace más transparente la gestión de fondos de dinero, de parte de los miembros de un equipo.

La implementación de nuevas normas, cambios de procesos, pagos, retiros de fondos y otras acciones o decisiones a tomar, se hacen con votación. Los cambios en la estructura del funcionamiento de los contratos inteligentes para esto, también. Todo ocurre en el marco de lo que se programe en el contrato inteligente y los miembros se apegan a las opciones de cada proceso.

La transparencia en la organización autónoma descentralizada (DAO)

Otra característica. Por el hecho de basarse en la tecnología de la cadena de bloques, los miembros de una organización autónoma descentralizada (DAO), no tienen que conocerse. Hay comunidades en línea que llevan a cabo una labor determinada y sus miembros son personas de distintos países. Aquí se puede observar una enorme ventaja, este recurso acorta las distancias y promueve la confianza. Los miembros de un equipo de una fundación, por ejemplo, no necesariamente tienen que vivir en el mismo país y ni siquiera saber quiénes son.

Es suficiente con unirse a la DAO y suscribir los planteamientos establecidos en el contrato inteligente, luego seguir las instrucciones.

Registros en la “blockchain”

En estas organizaciones se emite un “token”, el cual funciona como medio de pagos o para crear una economía interna. El “token” también podría servir para tener capacidad de votar las decisiones que se plantean dentro de la organización autónoma descentralizada (DAO).

Todas las decisiones, operaciones, transacciones y actividad de los miembros, quedan registradas en la cadena de bloques. Esto brinda seguridad y transparencia entre los miembros. La implementación de esta herramienta en una organización, podría suprimir registros en entes públicos, ya que el poder de transparencia de la “blockchain”, sería suficiente. Hasta ahora no se conoce legislatura en algún país, sobre el uso de las DAO.

Qué tipo de organizaciones

Este tipo de herramientas digitales sirve para agrupaciones de personas que necesitan manejar recursos de manera colectiva y tomar decisiones con estos. Por ejemplo, asociaciones civiles, organizaciones no gubernamentales, fondos de ahorro e inversión de trabajadores y muchas más.

Por ejemplo, un fondo de pensiones o fondo de ahorro para invertir. Las acciones del contrato inteligente definen en qué activos se invierte el dinero para obtener renta. Los miembros del fondo harían aportes al contrato inteligente de la organización autónoma descentralizada (DAO), periódicamente. De esa manera el dinero no estaría bajo control de una persona, sino de todas al mismo tiempo. Para ejecutar ganancias y realizar pagos de dividendos, se necesitaría el consenso.

Existe el desarrollo Aragon, que permite crear DAO, de manera segura.

Complejidades

Aunque la organización autónoma descentralizada (DAO), es una herramienta de extraordinarias prestaciones, tiene algunos puntos débiles todavía. Se debe desarrollar un contrato inteligente muy bien diseñado y auditado para evitar errores y piratería informática. Como no existe jerarquía en la toma de decisiones, las controversias no serían del todo fácil para resolver, e implementar cambios de esta forma se hace difícil. Cuando la DAO ya está funcionando y se detecta un error de la misma, lograr un consenso para cambiar la programación, supone un reto enorme.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER

Close Menu

Plugin Kapsule Corp