El volumen ayuda a confirmar la tendencia

Cuando se comercia utilizando indicadores técnicos, uno de los más básicos y que siempre se debe tomar en cuenta es el volumen de transacciones por períodos. Aunque el volumen no es un indicador definitivo, es de mucha ayuda colateral que siempre debe revisarse porque permite descartar o verificar situaciones que en algún momento se puedan creer confusas.

En la mayoría de los intercambios siempre se verá el volumen de activos que se están negociando, en el caso de las criptomonedas, siempre se podrá verificar en las herramientas que disponen las casas de cambio de la herramienta volumen, por lo general mostrada en los libros de compra y venta. Se puede apreciar en cada operación cuanta cantidad de criptomonedas hay a la venta o a la compra por operación y también puede verse de forma acumulada.

En los gráficos técnicos, en que se puede aplicar muchas herramientas que ayudan a diagnosticar la situación del mercado, cuando se trata de verificar una tendencia, determinar si la misma se sostiene en el tiempo, si seguirá al alza, si se está agotando y si producirá cambios, los movimientos de la curva de precios se pueden verificar con el volumen transado en la operación del período seleccionado por el usuario, los expertos siempre recomiendan usar períodos inter diarios, pero esto es de elección y riesgo propio.

El volumen de operaciones se mueve con las tendencias. Para determinar una tendencia primaria en la dirección en que vaya se puede establecer que si es alcista, el volumen subirá cuando los precios suben y disminuirá con cada corrección o retroceso. Igual si es en una tendencia bajista, el volumen de operaciones se incrementará cuando la tendencia está bajando y se reducirá si los precios rebotan al alza. Hay que recordar lo de los valles y crestas.

El principio anterior ayuda a determinar que cuando el volumen de operaciones en un período, sea de una hora, de cuatro horas, diario, semanal o mensual, es grande en un mercado subiendo, quiere decir que la tendencia está confirmada al alza y los precios seguirán aumentando, lo mismo si es el caso contrario. Emplear la herramienta de volumen ayuda a despejar dudas, no es definitiva.

Volumen y tendencia

En el caso práctico se puede observar la cotización del bitcoin, en un gráfico semanal. Se muestra la curva de precios y abajo el volumen de operaciones, cada barra de color verde o roja, corresponde al volumen negociado en una semana. La barra verde indica que el volumen de comercio subió comparado al día anterior y la roja indica que bajó. El gráfico es de la plataforma Meta Trader. Se puede observar cuando los precios están subiendo, cómo el volumen de negociaciones sube con el paso de las semanas (1), lo que indica más alzas. Cuando el precio corrige, el volumen disminuye (2).

La caída del precio se confirma como una tendencia secundaria en formación, el alto volumen con precios a la baja (3) acompañan la corrección. Al final de la tendencia se puede observar como en la caída de precios el volumen de negociaciones va disminuyendo, eso quiere decir que los vendedores cada vez se debilitan y su tendencia bajista podría revertirse (4), de pronto aparece un alto volumen que hace revertir la caída de precios produciendo un cambio de la misma (5), han entrado compradores de manera agresiva en una etapa de acumulación por precios atractivos, lo que impulsará al alza la cotización en un nuevo ciclo.

Comparte esta info

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

NO DEJES DE LEER

Los tipos de monederos digitales

Existen los monederos digitales de escritorio, móviles, billeteras web, billeteras de hardware y algo muy particular que se le puede denominar, “billeteras de papel”.

Close Menu