El “token” ERC721 y todo su poder para programar activos únicos

Muchos procesos de la vida real podrían emplear la programación de un contrato inteligente, para emitir el “token” ERC721, y brindar transparencia.

En la cadena de bloques de Ethereum (ETH) existe un estándar llamado el “token” ERC721, que sirve para emitir activos no fungibles o NFT. Antes, hay que saber distinguir un activo fungible, de uno no fungible, para saber qué función específica cumple esta ficha. El dinero fiduciario es un activo fungible, porque un billete de un dólar, cumple el mismo rol que otro billete de un dólar.

El dinero que emiten los bancos centrales se puede cambiar entre si y siempre será el mismo dinero. Una persona que pague una cuenta de cinco dólares con un billete de 20 dólares, recibirá 15 dólares a cambio. Acá se agrega una característica más, que es la divisibilidad de los activos fungibles, siempre por unidades o fracciones de la misma denominación y mismo valor.

En el Etherscan se puede encontrar el listado de los desarrollos que usan el "token" ERC721
En el Etherscan se puede encontrar el listado de los desarrollos que usan el “token” ERC721

El “token” ERC721

Es distinto en el caso de los activos no fungibles. En esta clasificación, no hay uno igual a otro. Los “tokens” no fungibles, no se pueden cambiar por otro igual o por lo menos no existe la paridad para hacerlo. Tampoco se pueden dividir en fracciones más pequeñas, como ocurre con el dinero. La razón es que, por su característica de ser único, su valor reside en esa cualidad. El “token” ERC721 tiene la posibilidad de representar piezas únicas en la “blockchain”.

En el mundo real, un activo no fungible puede ser una estampilla de colección o un bien que no se pueda repetir. Su unicidad y rareza, hacen única a la moneda, por lo tanto, indivisible. Una pieza de museo o una obra artística, se pueden considerar también activos no fungibles, por sus características. El hecho que sean particulares, también les da valor en un determinado mercado.

Juegos transparentes

Las posibilidades de programación en la cadena de bloques de Ethereum (ETH), permiten que el uso del “token” ERC721, esté revolucionando la industria de los juegos en línea. Aunque en otras cadenas de bloques, como en la de Tron, también se pueden ejecutar contratos inteligentes. Hasta ahora esta ficha ha funcionado con mucho éxito para emitir “tokens” únicos en algunos juegos.

En el modelo tradicional de los juegos en línea, en los que no se usa la cadena de bloques, los activos que una persona compra, al final no son verificables. La empresa propietaria del juego, podría emitir el mismo activo infinitamente. En el caso de los juegos que funcionan en una cadena de bloques como Ethereum (ETH), los activos no fungibles que se emiten, serán siempre únicos y limitados. Esto otorga un valor real a un activo digital, en un juego en el cual se involucra también dinero real.

Características principales

El “token” ERC721 tiene la propiedad de que sea programado con datos específicos, que lo hacen único. Por ejemplo, una carta de algún personaje que será coleccionable, será única y se identificará por su nombre. En los datos para su emisión, se indica el suministro total de las fichas. Se le identifica también con un símbolo, se definen las funciones del propietario y como puede ser transferido. La identificación se hace utilizando la criptografía, de modo que la no fungibilidad esté garantizada.

Un usuario con un “token “ERC721, puede dar aprobación a un tercero para transferir este activo a otro en su nombre, lo que se puede programar en el mismo. En las opciones de transferencias, estas fichas pueden enviarse de un usuario a otro, igual como cualquier otra criptomoneda. En los datos de una transferencia de “tokens” no fungibles, se registran la data de quien envió y quien recibe, además del ID del activo.

Custodia

Los “tokens” no fungibles se pueden almacenar en una dirección ETH. En el caso de los juegos que existen, las fichas pueden tenerse en una cartera digital Web 3.0. Los mismos se identificarán a través del ID único de cada uno. Dentro de un activo de este tipo se puede emplear metadatos, para determinar todas las características especiales que tiene.

De un contrato inteligente

Hasta ahora el uso del “token” ERC721 ha sido exitoso en la red Ethereum (ETH), desde la cual se emite gracias a un contrato inteligente. Estas fichas proceden de esa manera, ya con determinadas propiedades establecidas en la programación del contrato. Su aplicación ha sido hasta ahora al mundo de los juegos en línea, pero usando activos de valor real para su comercio. También han surgido mercados específicos para los “tokens” no fungibles, de diversos juegos.

Existen juegos que emiten cartas de personajes, con diversas propiedades, características, poderes, capacidades y experiencias. Estas cartas son únicas en la “blockchain” y su propietario puede mantenerlas para obtener otros premios o venderlas si consigue un comprador dispuesto a pagarlas. Entre los juegos más populares que existen, están Descentraland y Axie Infinity.

No se puede dejar de mencionar Cryptokitties, una de las primeras aplicaciones en usar este tipo de fichas y que ha sido de gran éxito. En este juego el usuario puede obtener “tokens” únicos que representan gatos como mascotas virtuales, cada una distinta de las otras.

En la vida real

Existen plataformas como Open Sea, NFTBank y otras, que han creado verdaderos mercados para el comercio de objetos, personajes, territorios y demás, que se usan en miles de juegos. Pero esta ficha, a pesar de comenzar a usarse en 2017, apenas comienza a demostrar su prestancia. Las aplicaciones para casos de la vida real ya comienzan a aparecer.

Muchos procesos de la vida real podrían emplear la programación de un contrato inteligente, para emitir “tokens” ERC721, y brindar transparencia. Mercados como el inmobiliario y de vehículos, podrían usar todo el poder de crear documentos únicos de propiedad, registrados en la cadena de bloques. Esos activos, cada uno con sus características. Las empresas también podrían llevar adelante procesos para emitir acciones y financiarse con las funciones de estas monedas.

Algunos ejemplos

Existe una aplicación llamada Unstopabble Domains, que tiene por objeto el registro de dominios en Internet, para evitar la censura. Este desarrollo emplea “tokens” ERC721, que permite también usar los nombres de sitios web, como direcciones para enviar o recibir criptomonedas. Cada sitio se convierte así en un NFT. Con Zed Token, se crían caballos virtuales, para competencias, el jugador gana en carreras y vende los caballos que cría y entrena, entre otros ejemplos.

En el Etherscan de Ethereum (ETH), se puede encontrar listados los distintos “tokens” ERC721 o NFT que están en funcionamiento.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER

Close Menu

Plugin Kapsule Corp