lavado-dinero

El lavado de dinero con el Bitcoin

La transparencia y seguridad que brinda la tecnología de la cadena de bloques, aleja de su esfera a fondos de origen corrupto o ilegal

El lavado de dinero con bitcoines, ha sido un argumento que se ha esgrimido desde su aparición, a pesar de que su uso sigue expandiéndose. Es altamente probable que alguien use la criptomoneda para realizar pagos u ocultar fortunas provenientes de actos ilícitos. Eso sucede igual con las monedas fiduciarias.

La corrupción, la venta de drogas y armas, que requieren de lavado de dinero, son incompatibles con la tecnología de la cadena de bloques. Aun existen personas que temen usar las criptomonedas por esta razón.

Las operaciones ilegales con dinero fiduciario no quedan registradas en ningún soporte.

Todo identificado con un “hash”

Todas las operaciones de bitcoin quedan registradas en la cadena de bloques. Cada operación genera un “hash”, que identifica la transacción y las partes involucradas. Aunque esta data no especifica nombres y apellidos de quienes se involucran, si es así con las direcciones desde las que se envían y reciben pagos.

El anonimato de bitcoin es cuestionable hoy en día. Toda transacción es rastreable y eso se ha demostrado con casos muy famosos como la caída de MtGox, Silk Road, entre otros. Una dirección de bitcoin es única, una clave privada es única y un “hash” que identifica a una transacción, es única también. Cada transacción se empaqueta en un bloque de varias y este posee un “hash” que lo identifica, que también es único.

Lavado de dinero y registros

Si un traficante de drogas vende narcóticos y recibe pagos con bitcoines, todas esas transacciones quedarán registradas en la base de datos. Toda la data no es posible ser borrada o cambiada. Es suficiente con conocer al propietario de una dirección de bitcoin, entre otros métodos de rastreo.

Pero si el mismo traficante vende los narcóticos y recibe dinero en efectivo como forma de pago, esa transacción no quedará asentada en ningún registro. Esto hace que el lavado de dinero de drogas y corrupción, siga prefiriendo el dinero fiduciario y no las criptomonedas.

El explorador de bloques

Cada transacción de bitcoin es información pública, transparente. Es solamente necesario disponer del “hash” correspondiente, para hacer una consulta en un explorador de bloques. Este recurso es una aplicación más de un programa como Bitcoin, Litecoin, Ethereum y muchas otras más criptomonedas.

Toda transacción de bitcoin se registra en la cadena de bloques.

De esta forma la tecnología de la cadena de bloques brinda mucha transparencia, todo lo contrario, a lo que se ha señalado, que funciona como refugio para operaciones oscuras.

Normas internacionales

La mayoría de los intercambios o casi todos, exigen a los compradores y vendedores de estos activos digitales, aplicar en proceso de identificación KYC. Estos procesos cumplen con normas internacionales que tienen que ver con métodos de “Conozca a su cliente”.

Tamaño del mercado

En el caso del Bitcoin, su capitalización no supera los 200 mil millones de dólares, así que los montos de lavado de dinero usando este método, podrían ser muy ínfimos, al compararse con el mercado de divisas fiduciarias del mundo, de al menos 4,6 billones diariamente.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER

Close Menu

Plugin Kapsule Corp