trading7

Cómo usar las directrices alcistas y bajistas

A la línea de tendencia también se le da el nombre de directriz y se dibuja uniendo al menos dos puntos dentro de una dirección.

Las directrices alcistas y bajistas, son herramientas gráficas que se usan en el análisis técnico para tener claro el comportamiento del precio de un activo. Las líneas de tendencia o directriz, surgen de un patrón que la curva de precio va formando. Las directrices aparecen en la dirección alcista como en la bajista, en sus valles o crestas.

Cuando se está en una tendencia alcista, los valles se van formando con precios cada vez más altos y estos al mismo tiempo se van alineando. Lo mismo ocurre cuando hay tendencias bajistas, pero en ese caso con las crestas que se forman.

A la línea de tendencia también se le da el nombre de directriz y se dibuja uniendo al menos dos puntos dentro de una dirección. La curva de precios continuará su desarrollo, por lo que podría formar un tercer punto, lo que confirmará la calidad de la tendencia. Es válido para ambas direcciones, alcistas y bajistas.

Para dibujar una línea de tendencia, se debe tomar el máximo o mínimo extremo de una cotización. Se sigue dibujando la directriz de los máximos o mínimos subsiguientes.

Alcistas y bajistas

Existe la línea de tendencia alcista. Cuando la curva de precios va en ascenso, la línea de tendencia se dibuja por debajo de esta. Se va uniendo los valles; cada mínimo se va juntando hasta formar una línea que perdura en cierto período. Esta línea también servirá como soporte y estará rebotando los precios al alza hasta que ocurra una ruptura.

La línea de tendencia bajista se forma de manera contraria. En la medida en que el precio cae y los máximos cada son más bajos, se van formando crestas. En el gráfico se dibuja una línea de directriz bajista, siguiendo las crestas, durante el tiempo que ocurre la caída.

La línea de directriz o tendencia bajista, servirá como resistencia. Cuando los precios se encuentren con la directriz bajista podrían seguir siendo rechazados a la baja o producir una ruptura para cambio de tendencia.

La línea de tendencia o directriz alcista, se dibuja por debajo de la curva de precios y se alinean los “valles”, la misma sirve de soporte para que el precio continúe subiendo hasta agotarse.

Utilidad de las directrices

Las líneas de tendencia son útiles para verificar señales de posibles cambios de la dirección de los precios. Al comportarse como soportes o resistencias, cuando son penetradas por la curva de precios, producen una señal de cambios en la dirección de la cotización.

Las directrices alcistas se dibujan por debajo de la curva de precios, mientras las bajistas por encima de esta. Cuando una cotización penetra una directriz, más allá de 3% del valor, la cotización está enviando señales de alerta, de posibles cambios de tendencia.

Una directriz puede durar muchos años, lo que marca la tendencia primaria, sea alcista o bajista y eso ayuda a tomar decisiones correctas en el largo plazo.

Dentro de las tendencias primarias, pueden surgir directrices contrarias, que serían secundarias. Las directrices secundarias, si penetran a las primarias, envían señales importantes de cambio de tendencia. Cuando un mercado es alcista se dice que lo controlan los “toros” y cuando es bajista, entonces es controlado por los “osos”.

Una directriz bajista se dibuja por encima de la curva de precios, se sigue el patrón de las “crestas”, cuyos máximos cada vez tienen menos valor en la cotización.

Comparte esta info

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

NO DEJES DE LEER

Así se forma una tendencia bajista

Cuando los precios de los valores llegan a niveles de sobre compra, los especuladores comienzan a colocar órdenes de venta y dan los primeros pasos para desarrollar una tendencia bajista

Close Menu