dex

DEX: Qué son los intercambios descentralizados y por qué surgen

A partir de una cadena de bloques de alguna criptomoneda que ejecuta contratos inteligentes, se puede crear un DEX.

DEX es el acrónimo de “Decentralized Exchange” o intercambio descentralizado en español, el mismo se emplea para identificar estos desarrollos. Este tipo de intercambios también suelen ser aplicaciones descentralizadas (Dapp) y entran en la categoría de las DeFi. Se trata de programas informáticos capaces de permitir el intercambio de activos digitales, sin intermediarios.

Los DEX son aplicaciones en línea, que precisamente son descentralizadas por que se ejecutan desde una cadena de bloques de alguna criptomoneda. Estos modelos de intercambio no están alojados en servidores centrales de alguna empresa, sino que se ejecutan desde nodos de la “blockchain” que los soporta.

Uniswap es un DEX que permite realizar cambios inmediatos y siempre bajo custodia del usuario.
Uniswap es un DEX que permite realizar cambios inmediatos y siempre bajo custodia del usuario.

Cómo se crean los DEX

A partir de una cadena de bloques de alguna criptomoneda que ejecuta contratos inteligentes, se puede crear un DEX. Todo el diseño y el desarrollo se fundamenta en las características principales de la “blockchain” en cuestión. En algunos casos se emplea el contrato inteligente o se construye sobre la capa de desarrollo del programa base. También se emplean las API de un desarrollo que ya existe y se integra con el primero.

Se justifica la creación de los DEX porque replican la naturaleza de las criptomonedas que son descentralizadas. El surgimiento de Bitcoin tiene sus fundamentos en el intercambio persona a persona o P2P. Esto quiere decir que dos usuarios pueden intercambiar valor, sin intermediarios y de manera confiable. No se necesita una autoridad única para aprobar o verificar la transacción.

Los intercambios descentralizados o DEX replican esta cualidad de las principales criptomonedas que existen. Es una forma de hacer más descentralizada el uso de la tecnología “blockchain”.

El inconveniente centralizado

Los intercambios centralizados son administrados por los propietarios de las empresas que los gestionan. El hecho de que exista ya un administrador para procesar depósitos y retiros, anula esa cualidad que tienen las criptomonedas, de funcionar de manera descentralizada. El usuario queda a merced de las decisiones del administrador del intercambio y no tiene propiedad directa de sus fichas en la “blockchain”.

En este enlace el usuario podrá encontrar las diferencias esenciales entre ambos.

Como funcionan los DEX

Los usuarios se conectan a los DEX, usando direcciones de billeteras, de las que tienen control de sus claves privadas. En la visión del uso de activos digitales en una cadena de bloques, la propiedad de cada ficha se demuestra, teniendo la clave privada. Es esta la única manera de tener acceso directo a los fondos en la propia “blockchain”. A los intercambios descentralizados se accede de la misma forma que a una billetera digital que da acceso a una “blockchain”.

Hay desarrollos a los que se puede conectar desde un navegador web común, instalando una extensión Web 3.0. Esta extensión no es otra cosa que una cartera digital, cuyas direcciones tienen su propia clave privada, bajo control del usuario. Al cargar la billetera digital con monedas, el usuario sigue manteniendo control de sus fichas y al conectarse al DEX, también.

Las extensiones Web 3.0 conectan al navegador web con una “blockchain”.

Otro DEX que es muy usado es Kyber Network
Otro DEX que es muy usado es Kyber Network.

“Tus llaves, son tus monedas”

Cuando el usuario realiza el intercambio de monedas, al recibir los “tokens” que está demandando, de inmediato quedan bajo su propia custodia. Distinto a un intercambio centralizado, en que las monedas están bajo control de los propietarios de la empresa y sus servidores.

Experiencia todavía en crecimiento

Los intercambios descentralizados o DEX, todavía están en desarrollo. Aunque ya hay experiencias muy sólidas, hay muchos en fase “beta” y algunos no están totalmente descentralizados. Existen aspectos que, en cuanto a transparencia, los descentralizados comienzan a superar a los centralizados, puesto que un contrato inteligente no admite manipulaciones.

En cuanto a la formación de precios, hay DEX cuyo contrato inteligente realiza cálculos entre la demanda y la oferta, como Uniswap. Otros emplean bases de datos que proveen otras cadenas de bloques en tiempo real y replican el valor del activo, como Synthetix. También se garantiza la liquidez con activos sintéticos o acuñados para tal fin. Existen algunos límites todavía, con los tipos de órdenes de compra y venta, la listas o libros de pedidos, entre otros aspectos menores.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER

Close Menu