DeFi

DeFi: Un sistema que cambia al mundo financiero desde la “blockchain”

Las DeFi, funcionan dentro de una gama más grande como las Dapp. Se construyen en la “blockhain” de criptomonedas que permiten la programación de contratos inteligentes.

DeFi es una forma de abreviatura de “Descentraliced Finance” o finanzas descentralizadas, en su traducción del inglés. Es una forma particular de identificar a las aplicaciones descentralizadas que se construyen en cadenas de bloques. Se refiere exactamente al conjunto de desarrollos que permite realizar procesos financieros, alternativos a los sistemas tradicionales.

El surgimiento de las DeFi tiene su origen en el Bitcoin. La principal criptomoneda fue la que estableció el modelo descentralizado de intercambio sin intermediarios. Por razones de escalabilidad y de implementación de contratos inteligentes, las DeFi tienen su mayor asiento en la criptomoneda Ethereum (ETH).

Las DeFi se desarrollan también en otras cadenas de bloque como IOST, Tron, xDai, EOS, Hive, entre otras.

Balancer es una DeFi que permite bloquear activos digitales como si fuese un ETF
Balancer es una DeFi que permite bloquear activos digitales como si fuese un ETF

Cómo reconocer una DeFi

Para que una aplicación pueda ser considerada propia del sistema DeFi, debe cumplir algunas características mínimas. La primero es la descentralización y la custodia del desarrollo por parte de los usuarios y no de una autoridad única. Estos son propietarios de sus datos y sus activos de manera directa, a pesar de ser parte de un conjunto.

Esto es posible porque la DeFi conecta las carteras digitales de una cadena de bloques, con todo un sistema establecido en un contrato inteligente. Esto hace innecesario el uso de intermediarios para transferir valor de una persona a otra y ni siquiera se requiere conocer a la contraparte. El usuario es el que tiene el control directo gracias a que posee la clave privada de su cartera digital.

Nadie ejerce la custodia de los activos digitales, es el mismo usuario el que la tiene.

La DeFi Synthetix proporciona activos sintéticos con respaldo de otros activos.

Sin fronteras

No existe una DeFi que pertenezca a un país determinado. Estas aplicaciones son de alcance global y todos sus procesos también. No existen límites de ubicación de alguna persona para ser parte de las mismas, tal cual como funciona Internet. Se trata de una manera de hacer fluir el dinero de manera global, pero entre pares o personas, independientemente de donde se ubiquen.

Códigos abiertos

La transparencia es uno de los factores que permite conocer que una aplicación, entra en la categoría de las DeFi. El protocolo de cada una es público. Cualquier usuario puede utilizarlos para crear nuevas aplicaciones con innovadoras funciones. Conectar una con otra y de manera creativa establecer nuevos procedimientos que hasta ahora son insospechados.

No solamente se puede saber como funciona una DeFi al revisar su código, sino que esto permite construir aplicaciones sobre otras. Esto ha resultado en nuevos procesos, nuevas formas de realizar préstamos de dinero, de generar rentabilidad, de transferir y mantener valor.

La descentralización

Las DeFi, funcionan dentro de una gama más grande como las Dapp. Se construyen en la “blockhain” de criptomonedas que permiten la programación de contratos inteligentes. Esto ya supone una descentralización, puesto que los nodos que soportan las transacciones de la cadena de bloques principal, están descentralizados.

Al mismo tiempo una DeFi es gestionada principalmente por su comunidad. Los cambios importantes y esenciales en algunas de estas aplicaciones, se hace a través del consenso, con el voto de los usuarios. De esta forma nadie tiene un control directo sobre el desarrollo, ni sobre los fondos.

Este proceso de descentralización se lleva a cabo de manera gradual, sobre todo en aplicaciones DeFi que recién comienzan. La razón es que los desarrolladores mantienen cierto control para cambios necesarios, que serían más difícil una vez el desarrollo queda en manos de la comunidad.

La DeFi Compoud está diseñada para una nueva forma de préstamos entre las personas
La DeFi Compoud está diseñada para una nueva forma de préstamos entre las personas.

Algunos ejemplos

El concepto surge de los principales desarrolladores de aplicaciones de la red Ethereum (ETH). Entre las principales aplicaciones aparecidas está MakerDAO, que permite a los usuarios acuñar monedas DAI, usando otras como colateral. Compound es una plataforma de préstamos. Los prestamistas reciben intereses de prestatarios, que deben establecer también colaterales como garantía. No se establecen plazos para pagos.

Uniswap es una DeFi que tiene como función ser un intercambio descentralizado. Los usuarios pueden participar en la ganancia de comisiones, al bloquear sus fondos en las piscinas de liquidez. Cualquiera puede listar en este intercambio el “token” de alguna aplicación descentralizada que haya creado. Existen más, como Synthetix, Balancer, Curve Finance, Yearn Finance, Liebe Pool.

Cambios interesantes

Las finanzas descentralizadas han comenzado a cambiar la forma en que las personas gestionen su dinero y el valor. El modelo tradicional significa grandes costos, trámites engorrosos, tasas de interés controladas artificialmente por bancos centrales. Las DeFi plantean a los usuarios controlar por la vía del consenso esos aspectos. Eso significa un cambio en cuanto a la forma de generar renta y deuda, administrar fondos o crear productos financieros.

Las posibilidades de la programación, de la combinación de las cadenas de bloques, sus procesos, la escalabilidad, los contratos inteligentes y otros, son inmensas. De esta forma los usuarios tienen un universo de posibilidades que apenas empieza.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER

Close Menu