Así se forma una tendencia bajista

Cuando los precios de los valores llegan a niveles de sobre compra, los especuladores comienzan a colocar órdenes de venta y dan los primeros pasos para desarrollar una tendencia bajista

La tendencia bajista de una cotización se produce cuando los precios máximos cada vez son más bajos en la curva de precios. En el análisis técnico es imprescindible siempre tener presente la tendencia en desarrollo. Al tenerla identificada y confirmada ayudará mucho para colocar órdenes de posiciones largas o cortas. Esto funciona en los mercados de opciones con márgenes o de compra y de venta en los mercados spot.

Cada vez que hay un retroceso del precio y este alcanza un valor mínimo más bajo, que una caída anterior, se está ante una tendencia bajista. También se le llama un mercado de “osos”. Aparece cuando se produce una corrección alcista y esta llega a un precio más bajo que el último registrado en la anterior corrección.

El precio comienza a descender de la misma manera en que lo hizo subiendo, con “crestas” y “valles”. Mientras la tendencia mantenga esa condición, será intacta.

Tendencia bajista en desarrollo

Así como la tendencia alcista tiene varias etapas, la tendencia bajista también. La primera es la de distribución, luego la de pánico y finalmente la de conclusión.

Cuando un mercado alcista se agota y entra en la etapa de distribución, esta se convierte en la primera de la tendencia bajista a desarrollarse. Quienes realizaron compras a precios bajos y llegan a valores que ofrecen grandes beneficios, los especuladores salen de posiciones largas y a toman ganancias. Así comienzan a vender.

Es importante revisar el volumen de negociaciones, aunque en la fase de distribución se verá recuperaciones, estas suelen ser de bajo volumen ya que los vendedores están más activos que los compradores.

Fase de pánico en la tendencia bajista

Los precios siguen a la baja y el mercado entra en pánico, la cotización se derrumba con fuerza, los compradores se retiran del mercado. En ese momento son muy pocos.

Se produce la conclusión de la tendencia bajista, la venta de los activos no se detiene, hasta conseguir un punto de soporte. El precio para y deja ya de caer, puede seguir bajando pero con menos velocidad.

Esas tres etapas definen una tendencia bajista.

Mercados de márgenes

En un mercado en el que se opera con opciones o futuros y se puede colocar órdenes con margen, la caída o subida de precios tienen prácticamente el mismo efecto en cuanto a ganancias o pérdidas. El usuario sólo tiene que aprender a identificar una tendencia para definir su posición u operación.

Este tipo de comercio no requiere que el usuario tenga el activo en su poder. Distinto a los mercados spot, en los que la compra o venta implica comerciar con los valores reales. En estos  también se hace imprescindible determinar la tendencia dominante.

Comparte esta info

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

NO DEJES DE LEER

Así se forma una tendencia bajista

Cuando los precios de los valores llegan a niveles de sobre compra, los especuladores comienzan a colocar órdenes de venta y dan los primeros pasos para desarrollar una tendencia bajista

Close Menu